Información nutricional y beneficios para la salud de la salsa

0
19
¡ÚLTIMAS UNIDADES!TOP VENTAS No. 1 Amonax Core Sliders (Rojo)

La salsa es una parte esencial de muchos platos navideños. Si ha estado cuidando su peso o tratando de seguir una alimentación saludable para el corazón, puede preguntarse si tendrá que saltarse la salsa este año. La salsa agrega sabor, principalmente debido a su contenido de sodio y grasa. Imparte riqueza y decadencia a alimentos que de otro modo serían más secos, como el pavo.

Aunque la salsa no es la opción más nutritiva como una opción diaria, aún es posible incluir este alimento básico en su plato navideño mientras mantiene un estilo de vida saludable en general. Aquí hay algunos antecedentes sobre los diferentes tipos de salsa y cómo mantener una perspectiva realista sobre la alimentación saludable.

Información nutricional de la salsa

La información nutricional de la salsa puede variar bastante según la marca que compre o si la prepara desde cero. Aquí hay un desglose de lo que encontrará en una porción de 100 gramos (aproximadamente 1/3 de taza) de una salsa de pavo típica comprada en la tienda.

  • Calorías: 25
  • Gordo: 0 g
  • Sodio: 500 mg
  • Carbohidratos: 5 g
  • Fibra: 0 g
  • Proteína: 1,7 g

Carbohidratos

Los carbohidratos en la salsa provienen del almidón y la harina de maíz modificados, que se utilizan como espesantes.

Grasas

Puede encontrar salsa «sin grasa» en el supermercado, pero tenga en cuenta el tamaño de la porción. El ejemplo anterior contiene grasa de pollo como ingrediente, aunque una porción de 100 gramos no contiene técnicamente suficiente grasa para aparecer en la etiqueta.

Proteína

Hay casi 2 gramos de proteína en 100 gramos de salsa de pavo. El pavo en sí es una excelente fuente de proteínas, por lo que si cubrirlo con salsa hace que el pavo sea más agradable en Acción de Gracias, hágalo.

Vitaminas y minerales

La salsa no es una fuente especialmente buena de vitaminas o minerales. Dependiendo de la base de su salsa, puede tener algo de zinc, vitaminas B, hierro, potasio y fósforo.La salsa que se compra en la tienda tiende a tener un alto contenido de sodio, así que si le preocupa su presión arterial, limite la cantidad de salsa que usa o busque una marca o receta baja en sodio.

Variedades

La salsa se puede preparar con una variedad de carnes, como pavo, pollo, salchichas y ternera. El contenido de grasa y los micronutrientes difieren ligeramente según el tipo de salsa y cómo se prepara. Por ejemplo, la salsa de carne de res puede tener más grasa y calorías que la salsa de aves.

Cuando compra salsa ya preparada, puede comparar las etiquetas nutricionales entre marcas. Hacerlo desde cero significa que la información nutricional puede ser más difícil de calcular. Sin embargo, dado que la salsa es más un «alimento para ocasiones especiales», depende de usted si quiere molestarse en descifrar cada detalle. Una mentalidad de alimentación saludable incluye la capacidad de dejar ir y relajar las reglas de vez en cuando.

Almacenamiento y seguridad alimentaria

Una regla de oro de la seguridad alimentaria es mantener los alimentos calientes calientes (140 grados F o más) y los alimentos fríos fríos (40 grados F o menos). Después de servir la salsa, debe colocarse en el refrigerador dentro de las dos horas siguientes para evitar el crecimiento de bacterias.Mantenga la salsa (y las sobras cubiertas con salsa) en el refrigerador por no más de tres o cuatro días. Puede guardar estos artículos en el congelador hasta por seis meses.

Cómo preparar

Si desea disfrutar de la salsa con su comida de Acción de Gracias, intente prepararla en casa. Si desea modificar el contenido nutricional, aquí tiene algunos consejos:

  • Evite las recetas que requieran crema. Es posible que pueda sustituir la leche descremada, pero eso también puede resultar en una salsa más delgada.
  • Evite las recetas de salsa de salchicha, especialmente aquellas que también incluyen crema.
  • Prepara una salsa baja en carbohidratos. Las calorías de la salsa provienen principalmente de los carbohidratos y las grasas. Reducir cualquiera puede reducir las calorías en su salsa.
  • Omita las recetas que requieran mantequilla.

Cuando prepara salsa casera con la grasa de la sartén, puede reducir las calorías y las grasas saturadas eliminando la mayor parte de la grasa. Si está acostumbrado a hacer salsa con harina, la grasa combinada con la harina hace el roux espesante. En su lugar, puede conservar el sabor de la carne y usar almidón de maíz como agente espesante.

  • Use una taza separadora de grasa para cualquier goteo de la bandeja líquida que desee usar para la salsa, reteniendo solo la porción sin grasa.
  • Desglasar la bandeja para asar con caldo de pavo calentando la sartén con el caldo durante cinco minutos y raspando los trozos dorados del fondo de la sartén.
  • Cuele la grasa desglasada en la taza del separador de grasa y use la porción sin grasa para hacer salsa.
  • Un método alternativo para eliminar la grasa es agregar cubitos de hielo a la grasa y colocar en el congelador durante 10 minutos. La grasa se solidificará para que pueda quitarla y usar el resto para hacer salsa.
  • Prepare salsa con agua y maicena o leche descremada y maicena. Mezcle 1/4 taza de maicena con una taza de leche o agua para agregar a 4 tazas de caldo hirviendo y la grasa desgrasada. Déjelo hervir, revolviendo, durante 3 a 5 minutos.

Una palabra de Fitness

Tenga en cuenta que son las elecciones de alimentos que hacemos todos los días, y no unas pocas veces al año, las que tienen el mayor impacto en nuestra salud. Si bien no hay nada de malo en modificar las recetas favoritas para que tengan menos sodio o grasas saturadas, no siempre es necesario. Disfrute de su plato navideño y siga adelante para tomar decisiones más saludables en las comidas siguientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí