Receta de espárragos asados ​​al horno de inspiración asiática

0
137

La cobertura crujiente sobre este plato le da a su receta típica de espárragos asados ​​al horno un toque único. El aceite de sésamo y las semillas de sésamo añaden un toque de inspiración asiática. ¿La mejor parte? Los espárragos son una guarnición tan saludable y antiinflamatoria y son especialmente sabrosos junto con las proteínas magras: son bajos en calorías, ricos en fibra y una variedad de micronutrientes. Y aunque puede darle a la orina un olor inusual, ¡sigue siendo bastante saludable!

  1. Precaliente el horno a 425F.

  2. Lave y seque los espárragos. Recorta los extremos de los tallos.

  3. Coloque los espárragos en una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio. Vierta el aceite de oliva y espolvoree sal sobre los espárragos y revuelva para cubrir uniformemente. Extienda los espárragos en una capa uniforme sobre una bandeja para hornear y hornee durante 15 a 20 minutos, volteándolos una vez a la mitad hasta que estén tiernos.

  4. Mientras los espárragos están en el horno, caliente el aceite de sésamo en una cacerola pequeña a fuego medio. Una vez que el aceite esté caliente, agregue el ajo y cocine por un minuto. Tenga cuidado de no quemar el ajo o dejará un sabor amargo. Agregue el pan rallado, las semillas de sésamo, la pimienta y la sal. Cocine durante unos 5 minutos hasta que la mezcla esté ligeramente dorada y crujiente. Retire la mezcla del fuego y reserve.

  5. Retire los espárragos del horno y cubra con la mezcla de pan rallado.

Variaciones y sustituciones de ingredientes

Este espárrago tiene un sutil sabor asiático sin ser abrumador. Agregar hierbas frescas o secas como tomillo u orégano le daría a los espárragos una nota brillante, al igual que cebolletas y un chorrito de limón. Si agrega hierbas, reemplace el aceite de sésamo con aceite de oliva.

Para una versión baja en carbohidratos, puede reemplazar aproximadamente la mitad de las migas de pan con más semillas de sésamo o semillas de cáñamo para aumentar el valor nutricional, aunque esto hará que el plato tenga más calorías y grasas saludables. También puede omitir por completo las migas de pan.

Para aquellos que siguen una dieta sin gluten, use pan rallado sin gluten, Panko u original. Siéntase libre de agregar queso parmesano a la mezcla de pan rallado, después de apagar el fuego.

Para obtener un sabor a nuez sin lácteos, puede usar levadura nutricional en lugar de queso. Agregue una cucharada de nueces picadas para obtener grasas saludables y crujientes.

Consejos para cocinar y servir

Puedes freír los espárragos o asarlos. Asar a la parrilla daría un agradable sabor ahumado sin comprometer la textura.

Para que sea más fácil para usted, mezcle los espárragos con el aceite de oliva y la sal en la bandeja para hornear forrada para facilitar la limpieza. Ahórrese un tazón en el fregadero echando los ingredientes de la mezcla de pan rallado directamente en la cacerola.

Para cortar fácilmente las puntas de los espárragos, sostenga un tallo y dóblelo ligeramente hasta que se rompa. Esto asegurará una separación natural del extremo duro y amaderado y la parte tierna de los espárragos.

Combine la receta con cualquier fuente de proteína magra o mariscos. El pollo, el pavo o el pescado marinados a la parrilla serían especialmente deliciosos. También puedes disfrutar de los espárragos con huevos cocinados a cualquier estilo. Las sobras serían excelentes salteadas, mezcladas con más verduras, proteínas magras y arroz integral. O bien, eche los espárragos picados sobrantes en una ensalada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí