Alimentos curativos para comer después de una cirugía o una lesión

0
802

 

Nueces para mejorar la resistencia a la insulina

Fitness / Alexandra Shytsman 

También se ha descubierto que los frutos secos mantienen el peso bajo después de la cirugía, mejoran la resistencia a la insulina y contribuyen a curar las heridas o lesión. Los siguientes frutos secos pueden mejorar su salud, según una revisión sistémica de diciembre de 2017 sobre frutos secos publicada en Nutrientes:

Las almendras pueden mejorar su salud consumidas tanto en pequeñas como en grandes cantidades, desde 10 gramos al día hasta 100 gramos al día. Las almendras pueden reducir la glucosa en sangre, mejorar la resistencia a la insulina y ayudar a quienes no pueden o no desean tomar estatinas para el colesterol. Las almendras también ayudan a controlar la saciedad en quienes siguen una dieta baja en calorías.

Ya sea que tome algunas nueces o las consuma de manera crónica, las nueces ofrecen efectos beneficiosos sobre la curación después de la cirugía. Reducen su riesgo cardiovascular, mejoran la calidad de la dieta y le brindan la fibra dietética necesaria cuando la cirugía puede afectar su sistema digestivo.

Los pistachos también están asociados con mejoras en la salud. El consumo de pistachos sin cáscara de 40 gramos (o 1,5 onzas) por día durante tres meses redujo la glucosa en ayunas, mejoró las funciones vasculares y redujo las concentraciones de LDL. Comer cantidades mayores produjo resultados positivos en el riesgo de eventos cardiovasculares.

Alimentos curativos después de una cirugía o lesión

¿Ha experimentado recientemente una cirugía o lesión? Comer los alimentos adecuados es esencial para tu salud y la recuperación esperada. La alimentación puede ayudarte a recuperar, reducir el dolor y los síntomas del postoperatorio.

A continuación, se detallan los alimentos curativos que deben incorporar a su dieta para ayudar a su cuerpo a sanar después de la cirugía o una lesión.

Proteínas

Las proteínas son esenciales para la reparación de tejidos y para mantener los órganos y músculos funcionando eficazmente. El uso de proteínas magras, como la carne de pollo, el pavo, el salmón y los frijoles, ayudan a la recuperación después de una cirugía o lesión. Estas proteínas, junto con la leche y los productos lácteos, son la clave para una recuperación plena y saludable.

 Vitaminas y minerales

Uno de los minerales y vitaminas más beneficiosos después de una cirugía son A, C y E. Vitaminas A y C mejorarán la curación de la piel y mantendrán la salud del sistema inmunológico para ayudar cuando el cuerpo lucha contra infecciones. La vitamina E ayudará a proteger los tejidos del daño y aumentará la habilidad del cuerpo para sanar las cicatrices.

Estas vitaminas y minerales se encuentran en frutas y verduras de colores brillantes, como zanahorias, pimientos, tomates y espinacas. Estos alimentos también contienen antioxidantes, que pueden ayudar a su cuerpo a reducir la inflamación y los dolores asociados a la cirugía o lesión.

Fibra

La fibra proporciona una digestión saludable, mantiene los niveles de colesterol bajos y ayuda a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, presión arterial alta y diabetes. La fibra se encuentra en alimentos como frutas, verduras, granos enteros y legumbres. Estos alimentos también contienen muchas de sus necesidades de vitaminas y minerales, formando parte de una dieta saludable y nutritiva.

Aguas

El agua es esencial para su recuperación luego de la cirugía. El agua mantiene su cuerpo hidratado y proporciona al cuerpo nutrientes esenciales que contribuyen a la curación y su recuperación. Puede beber entre 8 y 10 vasos de agua al día para mantenerse saludable y ayudar a su cuerpo a sanar después de la cirugía o lesión.

Es importante recordar que debe consultar a su médico antes de comenzar una nueva dieta o programa de ejercicios. Tu cuerpo necesita descanso para la recuperación óptima, por lo que debe evitar el ejercicio atenuante.

Si experimenta algún dolor o molestia durante los primeros días después de la cirugía, contacte a su médico. Una variedad saludable de alimentos curativos le ayudará a que su recuperación sea interminable.

Qué alimentos evitar después de una Cirugía

Cuando nos enfrentamos a una cirugía o una lesión es muy importante ingerir alimentos saludables y nutritivos para ayudar al proceso de recuperación. Sin embargo, hay ciertos alimentos que deben evitar ya que empeoran la situación y alargan el tiempo de recuperación.

Estos alimentos son los que contienen altas cantidades de grasa, azúcar y sodio, como los dulces, los alimentos fritos, los alimentos enlatados y los alimentos con alto contenido calórico.

Otro factor importante a tener en cuenta es la temperatura de los alimentos. Es recomendable NO comer alimentos fríos o muy calientes después de una cirugía o una lesión, ya que la temperatura podría afectar el área afectada y, por lo tanto, la recuperación.

Beneficios de evitar estos alimentos

Los alimentos con alto contenido calórico no son los únicos alimentos a evitar en la recuperación. Si viene alimentos saludables, te sentirás más energizado y fresco y sufrirás menos dolor; incluso estas comidas ayudan a estimular el sistema inmunológico.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares y sodio pueden empeorar la condición de salud, ya que contienen un nivel elevado de calorías y no proporcionan nutrientes esenciales al cuerpo. Por otro lado, una dieta nutritiva aumenta la ingesta de vitaminas y minerales, que acelerarán tu recuperación.

Por el contrario para recuperarte rápidamente después de una cirugía o una lesión, lo más recomendable es que incluyas en tu dieta una combinación de alimentos ricos en nutrientes; esto significa que debes comer alrededor de un equilibrio de proteínas, carbohidratos, dietas bajas en grasas y alimentos ricos en fibras dietéticas.

Algunos de los alimentos más recomendados durante la recuperación incluyen los siguientes: carnes magras, lácteos bajos en grasas, frutas frescas y verduras, granos enteros, productos a base de soja, alimentos ricos en hierro y productos naturalmente bajos en sodio. Al incluir alimentos saludables en tu dieta, estarás recuperándote y alimentando tu cuerpo.

Conclusión

Después de una cirugía o una lesión, es esencial seguir la recomendación de un médico especializado para saber qué alimentos son mejores para ti. Sin embargo, en general, es recomendable evitar los alimentos con alto contenido calórico, como los dulces, los alimentos fritos, los alimentos enlatados y los alimentos con alto contenido calórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí