Cómo ganar flexibilidad con el fitness acuático

0
273

El fitness acuático no solo mejora la fuerza y el estado cardiovascular, sino que también es excelente para trabajar la flexibilidad. De hecho, la resistencia del agua proporciona un entorno ideal para estirar y fortalecer los músculos de manera segura y efectiva. Por ello, en este artículo de EFAD te revelamos algunos consejos clave para mejorar la flexibilidad a través del fitness acuático. ¡Vamos allá!

Calentamiento antes de la sesión

Antes de comenzar cualquier ejercicio en el agua, dedica tiempo a un calentamiento adecuado. Realiza movimientos suaves y lentos para aumentar la temperatura corporal y preparar los músculos para el estiramiento.

Utiliza la resistencia del agua a tu favor

El agua proporciona resistencia natural, lo que significa que cada movimiento se opone al agua, fortaleciendo y estirando simultáneamente los músculos. Aprovecha esta resistencia para realizar movimientos lentos y controlados que promuevan la flexibilidad en el fitness acuático.

Incorpora ejercicios de estiramiento dinámico

Los estiramientos dinámicos son efectivos en el agua. Realiza movimientos suaves y fluidos que estiren gradualmente los músculos. Ejercicios como patadas suaves, movimientos de brazos circulares y estiramientos de piernas son ideales.

Usa accesorios para aumentar el estiramiento

Algunos accesorios, como tablas de flotación o bastones, pueden ayudar a mejorar la flexibilidad en el fitness acuático. Utilízalos para apoyarte o como resistencia adicional durante los ejercicios de estiramiento para lograr un rango de movimiento mayor.

Realiza ejercicios de yoga o pilates adaptados al agua

Para mejorar la flexibilidad con el fitness acuático, muchos ejercicios de yoga y pilates se pueden adaptar al entorno acuático. Poses como la posición del guerrero, el estiramiento del gato y el perro boca abajo se pueden modificar para practicar en el agua, promoviendo la flexibilidad y el equilibrio.

Enfócate en la respiración y relajación

La respiración profunda y controlada es crucial para mejorar la flexibilidad en el fitness acuático. Inhalaciones profundas ayudan a relajar los músculos y a aumentar la eficacia del estiramiento. Por este motivo, combina el movimiento con la respiración consciente para maximizar la flexibilidad.

Varía la profundidad del agua

Además de aprovechar la resistencia del agua, varía la profundidad en la que realizas los ejercicios durante las sesiones de fitness acuático. Trabajar en aguas poco profundas permite una mayor resistencia al movimiento, fortaleciendo los músculos de manera más intensa. Por otro lado, en aguas más profundas, experimentarás una menor resistencia, pero podrás enfocarte en movimientos más amplios, mejorando la flexibilidad y el rango de movimiento.

En definitiva, el fitness acuático es una excelente manera de mejorar la flexibilidad de manera suave y efectiva. Al incorporar estos siete consejos en tu rutina de ejercicio en el agua, podrás aprovechar al máximo la resistencia del agua para ganar flexibilidad con el fitness acuático y fortalecer los músculos. Además, recuerda siempre escuchar a tu cuerpo, realizar movimientos suaves y mantener una técnica adecuada para obtener los mejores resultados en tu búsqueda de una mayor flexibilidad. Y, para terminar, si te gusta mucho esta forma de entrenamiento, seguro que te encanta el Experto Universitario en Planificación de Programas de Fitness Acuático de EFAD. ¡Infórmate sin compromiso!

Recuerda que en EFAD ofrecemos una formación específica en Dirección y Gestión del Deporte, Entrenamiento y Fitness y Nutrición Deportiva, puedes consultar toda nuestra oferta formativa en nuestra web: www.efadeporte.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí