Cómo el yoga puede mejorar tu vida sexual

0
102

Si tu vida sexual es un poco deslucida últimamente, hacer yoga con regularidad puede ser justo lo que necesitas para traer algo de energía nueva al dormitorio (o donde sea). El yoga puede mejorar tu vida sexual en dos niveles: mental y físico. El yoga contrarresta el estrés, la fatiga y la mala imagen de sí mismo, todo lo cual puede suprimir la libido. También se beneficiará de mejorar su condición física, en particular la fuerza, la flexibilidad y el control muscular.

Reducir el estrés y la fatiga

Nada lo pone «de mal humor» como sentirse estresado y cansado. Está comprobado que hacer yoga con regularidad reduce el estrés y, como cualquier forma de ejercicio, le dará más energía.

Mejora tu imagen corporal

Sentirse bien consigo mismo y cómodo con su cuerpo es clave para una vida sexual sana y plena. Cuando haces yoga, te familiarizas íntimamente con tu cuerpo y lo que puede hacer. También aprendes a aceptar y a ser sensible con tu cuerpo como es hoy (y no hace 15 años cuando estabas en la escuela secundaria o después de perder el peso del bebé y volver a ponerte los jeans ajustados). Al mismo tiempo, desarrollará fuerza y ​​tono muscular, por lo que también se verá y se sentirá mejor.

Estar en el presente

El yoga nos anima a estar en el momento presente, mejorando la concentración y la conciencia. Si alguna vez se ha encontrado pensando en sus compras de comestibles o La Ley y el orden durante el sexo, aprenderá técnicas, como concentrar la respiración, para regresar al presente.

Aumente la conciencia de su cuerpo

El yoga te pide que muevas tu cuerpo de formas muy específicas. Por ejemplo, para mejorar su alineación, aprende a aislar las mitades pélvicas moviendo un lado de la pelvis mientras mantiene el otro quieto. Con el tiempo, aprende a sentir la alineación correcta dentro de su propio cuerpo y a ajustarse. Esta extrema sensibilidad a la mecánica del cuerpo desarrolla la conexión cuerpo-mente, haciéndote más sintonizado con tu propio cuerpo.

Aumente su flexibilidad, sensibilidad y control

La flexibilidad aumenta a través de posturas como la apertura de cadera, que permiten un rango de movimiento más amplio. Asumir este tipo de posiciones, que contrarrestan las horas diarias que pasas sentado en el coche o en una terminal de ordenador, también puede mejorar la circulación y el flujo sanguíneo por la pelvis, aumentando la sensibilidad. La instrucción de mula bandha (el bloqueo de la raíz), que es el estiramiento hacia adentro y hacia arriba del piso pélvico, al igual que un Kegel, puede crear conciencia y control de esta área, así como fortalecer estos músculos recién descubiertos.

Notas sobre el yoga y el sexo

  • Si tu pareja practica yoga o está dispuesta a probarlo, es posible que encuentres una chispa practicando juntos. Los libros y clases de yoga para socios están disponibles para aquellos que quieran explorar esta avenida.
  • Tenga en cuenta que hay casos en los que una disfunción sexual debe ser tratada por un médico o terapeuta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí