Cómo mantener las máquinas de tu gimnasio

0
265

consejos para mantener las instalaciones

Las máquinas de un gimnasio están diseñadas para durar, pero se requiere un cuidado regular para alargar su vida útil. Ten en cuenta que estos aparatos sufren un desgaste diario por la cantidad de usuarios que pasan por ellas. De ahí que su correcto mantenimiento sea fundamental. 

Procedimientos a seguir para el mantener las máquinas

Cuando hablamos del mantenimiento de los aparatos de fitness de un gimnasio, nos estamos refiriendo a una serie de procedimientos que han de formar parte de tu ruina en el cuidado de los equipos. Generalmente, estas tareas, por citar algunas, consisten en:

  • Lubricar los aparatos.
  • Cambiar el aceite.
  • Cambiar rodamientos.
  • Sustitución de cables dañados
  • Reemplazar cubiertas.
  • Mantenimiento de los tapizados de los asientos
  • Gestión del óxido mediante recubrimiento en polvo

9 consejos para el mantenimiento de equipos de fitness

  • Libro de registro. Crea un libro de registro o elabora un planning que te ayude a hacer un seguimiento del programa de mantenimiento y así convertirlo en una rutina más del negocio. Independientemente de si contratas a alguien que haga las labores de revisar el equipamiento o lo hagas tú mismo, este registro hará que no te pierdas ningún detalle del funcionamiento de cada una de las máquinas. Como la memoria a veces falla, con este seguimiento sabrás cuáles han sido las reparaciones, fallos y solución llevada a cabo para cada una de ellas.
  • Máquina apagada. Esto es algo evidente, pero a veces se nos olvida. Recuerda apagar la máquina, antes de iniciar cualquier tipo de mantenimiento. Asimismo, retira las llaves de seguridad para poder hacer dicha labor.
  • No emplear productos de limpieza abrasivos. No limpies las pantallas de visualización ni las piezas de plástico con soluciones abrasivas para evitar daños.
  • Limpieza de consola eléctrica. Utiliza un paño seco para limpiar la consola eléctrica. Evita rociar el limpiador directamente; rocíalo sobre la tela y luego límpialo.
  • Cinta para correr. No conectes el equipo cardiovascular a una regleta de enchufes con varios dispositivos. Reserva una fuente de energía exclusivamente para tu máquina para correr. De este modo, maximizarás su rendimiento y durabilidad.
  • Cubierta del motor. Asegúrate de pasar la aspiradora regularmente debajo de la cubierta del motor de las máquinas electrónicas de gimnasio. Es mejor que lo haga un experto, pero si lo haces tú mismo, sigue estos pasos. Primero apaga la máquina, déjala descansar al menos cinco minutos después antes de comenzar con la limpieza.  
  • Sigue las recomendaciones del fabricante. No intentes improvisar, sino leer las recomendaciones que indica el fabricante. No olvides agregarlas en el libro de registro de mantenimiento para mantener informados tanto a tu personal como a los técnicos.
  • Utiliza exclusivamente repuestos del fabricante de la máquina. Solicite al proveedor de servicios las piezas del fabricante si trabaja con ellos.
  • Alimentación eléctrica. Para una máquina que no es autoalimentada, use protectores de sobretensión para evitar daños al equipo por picos de tensión eléctrica.
  • Una rutina de mantenimiento preventivo es uno de los factores críticos para garantizar un gimnasio que funcione sin problemas. Esto te ayudará a retener a los clientes que ya tienes, mientras atraes a otros nuevos. Los letreros de “fuera de servicio” en el equipo pueden causar una mala impresión en la imagen de su gimnasio, ¡así que haz todo lo posible para no tener que utilizarlos!

    Recuerda que en EFAD ofrecemos una formación específica en Dirección y Gestión del Deporte, Entrenamiento y Fitness y Nutrición Deportiva, puedes consultar toda nuestra oferta formativa en nuestra web: www.efadeporte.com

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor, introduzca su comentario
    Por favor, introduzca su nombre aquí