desayuno proteico

0
49

Las variantes de desayuno son tantas como culturas. Desde café hasta batidos, pasando por tostadas con mermelada, avena y otros cereales, patatas, chorizo, jamón o salmón. Es importante comer un desayuno rico en proteínas. El trabajo que hacen las proteínas en el cuerpo es esencial para mantener una buena salud. También son esenciales a la hora de perder peso.

proteína y pérdida de peso

Agregar este macronutriente a su dieta es una forma efectiva de perder peso. Para perder grasa, debe consumir menos calorías de las que quema en un día. Se llama crear un déficit calórico, una práctica basada en el principio científico de la termodinámica.

Los principales beneficios de la proteína en este proceso son un aumento en la cantidad de calorías quemadas y un aumento en el consumo de energía:

  • Aumenta tu tasa metabólica (número de calorías que quemas en reposo).
  • Reducir el apetito.

aumento del metabolismo

Todos los alimentos aumentan temporalmente el metabolismo, ya que el cuerpo necesita energía para digerirlos, absorberlos y procesarlos. Sin embargo, las proteínas requieren más energía para ser metabolizadas (30 %) que los carbohidratos (10 %) y los lípidos (4 %).

Por lo tanto, por la misma cantidad de calorías, la proteína de la mañana requiere más energía que una rebanada de pan o un panqueque, lo que te ayuda a perder peso más fácilmente.

reducción del apetito

La ingesta de proteínas tiene un impacto en la cantidad de alimentos consumidos en un día. El motivo es que reducen el nivel de grelina, una hormona gástrica que estimula el hambre, y aumentan el nivel del péptido, una hormona que actúa sobre la sensación de saciedad.

Según un estudio de 2015, todos los participantes que comieron un desayuno con un 21 % de proteínas informaron una disminución de la sensación de hambre y una mayor sensación de saciedad. Esto no ocurrió para los participantes que desayunaron con solo el 4%.

Por lo tanto, el desayuno proteico requerirá más calorías para metabolizar y te hará sentir lleno, posponiendo la próxima comida. La hormona del apetito también tenderá a autorregularse, eliminando los antojos o los comportamientos alimentarios obsesivos.

Otro gran beneficio es que pierdes grasa pero no músculo. Esto es especialmente cierto si practica un deporte de resistencia como el entrenamiento con pesas mientras reduce su consumo de calorías.

Ejemplos de fuentes de proteínas

  • Huevos enteros (se pueden consumir más las claras que las yemas).
  • chorizo ​​de cerdo o de pollo,
  • Jamón de pájaro.
  • Tocino de pavo.
  • Yogur griego y ricota (sin azúcar añadido).
  • Queso fresco o duro.
  • Mantequilla de nuez, mantequilla de maní.
  • Almendras, pistachos, anacardos.
  • Edamame (soja al vapor).
  • Proteína en polvo (para usar en un batido o yogur)
  • Leche entera cruda de vaca o de cabra
  • Leche de anacardo o coco para intolerantes a la lactosa
  • Quinua
  • gachas de avena
  • Espelta (a incluir en la composición de la masa)
  • Tofu (en cubos pequeños para agregar a platos o yogur)
  • Semillas de calabaza (se pueden añadir a todas las preparaciones)

Sin embargo, a menudo no hay mucho tiempo para preparar el desayuno. En este caso, es mejor optar por proteínas en polvo sin saborizantes ni aditivos. Puede elegir entre suero de leche, verduras en polvo (guisantes, arroz, cáñamo, etc.) o claras de huevo. También puedes simplemente mezclarlos con café.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí