Yoga restaurativo: qué es y cuáles son sus beneficios

0
97

¿Crees que el yoga no es para ti?¿Crees que se necesita mucha flexibilidad para hacer asanas? En esta ocasión, te mostramos en qué consiste el yoga restaurativo, una actividad apta para cualquier persona.

Como sabrás, dentro de esta disciplina existen varias modalidades. Es cierto que realizar ciertas posturas es un gran reto; sin embargo, una de las ventajas del yoga es que se puede adaptar a cualquier nivel, especialmente cuando se busca la relajación física, mental y emocional.

¿Qué es el yoga restaurativo?

El yoga restaurativo es una modalidad muy suave apta para todos. Mediante su práctica conseguiremos una mayor relajación de los músculos, alivio de ciertas molestias e incluso un aumento de la flexibilidad.

La clave está en realizar estiramientos pasivos. Se realizarán aproximadamente cinco poses en una clase, que se llevarán a cabo durante cinco a veinte minutos. Los soportes se utilizan a menudo para sostener y soltar el cuerpo.

Estas sesiones son muy suaves, por lo que pueden ser útiles para cualquier deportista que quiera relajar la musculatura y liberarse del estrés. Por ejemplo, puedes incluirlo como una rutina de estiramiento.

¿Cuáles son los beneficios del yoga restaurativo?

Los principales beneficios del yoga restaurativo son los siguientes:

  • Alivia cualquier tipo de dolor muscular ya que produce relajación.
  • Sirve para aliviar el estrés y mejorar la salud mental.
  • Es muy útil para reducir la fatiga como resultado de un entrenamiento intenso.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Mejora la calidad del sueño y la respiración.
  • Ayuda a concentrarse mejor, por lo que puede ser una actividad perfecta para los estudiantes.
  • Pueden reducir los dolores de cabeza.
  • Interviene favorablemente en la recuperación física.

¿Qué material se utiliza para el yoga restaurativo?

Como comentábamos anteriormente, este tipo de yoga se suele practicar con soportes, por lo que se utilizarán almohadillas y bloques. También se puede hacer el uso de mantas de yoga dobladas y correas.

Eso sí, es fundamental contar con una colchoneta que te permita realizar las asanas cómodamente y sin resbalar.

En cuanto a la ropa a llevar, te recomendamos ropa cómoda, que no te cause molestias y te permita moverte libremente.

¿Cuántas sesiones de yoga restaurativo debo hacer?

Para darse cuenta de los beneficios, solo haga una o dos sesiones de yoga restaurativo a la semana.

No obstante, si tienes la posibilidad, puedes incorporar una pequeña sesión de esta actividad todos los días. Puede ser una excelente opción como método para relajar los músculos después de un entrenamiento intenso.

Diferencias con Yin Yoga

Yin yoga es otra modalidad enfocada a la relajación. A diferencia del restaurador, se enfoca en estirar y mejorar la propiocepción. Además, no se suelen utilizar tantos soportes.

Posturas comunes de yoga restaurativo

Mostramos algunas posturas que se realizan en estas sesiones:

  • La postura del niño. es muy popular Arrodíllate en la colchoneta y déjate caer gradualmente hacia adelante. La frente debe estar apoyada en la colchoneta y los brazos estirados frente a la cabeza.
  • Paschimottanasana. Siéntate en la colchoneta con las piernas estiradas y los pies flexionados. Baje el pecho hasta que esté lo más cerca posible de las piernas.
  • savasana. Acuéstese boca arriba con las piernas y los brazos rectos y ligeramente abiertos. Permanezca en esta posición durante unos minutos e intente relajarse.

conclusión

El yoga restaurativo es una actividad perfecta para cualquier usuario que quiera relajar la musculatura y deshacerse del estrés acumulado.

Es una modalidad apta para cualquier persona, ya que no es necesario tener una flexibilidad extrema, ya que esta se adquirirá de forma progresiva.

Este tipo de yoga resulta ser una opción fantástica para que los deportistas relajen sus músculos e incluso alivie la tensión y las molestias que provocan los entrenamientos intensos y exigentes.

Después de saber en qué consiste el yoga restaurativo, ¿te animas a practicarlo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí