Cómo funcionan los músculos del cuerpo humano

0
457
los músculos del cuerpo humano

Mantener fuertes y ágiles los músculos no es sólo una cuestión estética, sino también un factor de bienestar en el sentido más global. Conocer el funcionamiento de la estructura de nuestra musculatura es muy importante para comprender cómo se puede aumentar su fuerza y su masa, porque en algunas ocasiones es necesario realizar un ejercicio breve e intenso y en otras, uno moderado y de larga duración.

La principal misión de los músculos es transformar la energía química de los alimentos en trabajo mecánico. De hecho, son el motor del organismo. Están constituidos por un conjunto de haces de fibras, dispuestos paralelamente los unos a los otros y divididos por tejido conjuntivo.

Estas fibras son células muy alargadas, para una con varios centenares de núcleos. El diámetro de las fibras musculares es de pocas milésimas de milímetro, mientras que su longitud a veces llega algunas decenas de centímetros. Las fibras musculares están constituidas por una membrana celular (sarcolema) que encierra el citoplasma (llamado sarcoplasma), que a su vez contiene una serie de filamentos longitudinales denominados miofibrillas.

En el sarcoplasma se encuentran también los mitocondrios y los núcleos. Las mitocondrias son una especie de calderas microscópicas en las que tienen lugar las reacciones de producción de energía de tipo aeróbico (que requieren consumo de oxígeno). Las reacciones anaeróbicas, las que no necesitan oxígeno, tienen lugar en cambio en el citoplasma. Las miofibrillas componente contráctil de la fibra están formadas por unos elementos colocados en su sesión llamados sarcomeros. Y estos, a su vez están compuestos por proteínas unidas en filamentos de actina y miosina.

los músculos del cuerpo humanoTodas estas estructuras están constituidas principalmente, además de por agua, por proteínas. Las grasas y los minerales están presentes en cantidades mucho menores. Es precisamente para el mantenimiento de estas estructuras para lo que es importante asegurar una aportación proteica suficiente en la alimentación. Y, en especial, si se desea aumentar la masa muscular.

¿Cuantos son los músculos del cuerpo humano?

Los músculos no son iguales en todas las personas. No solo varía su volumen y su forma externa sino que cambia también su estructura interna. Hay diferencias en la capa de grasa que los cubre y en la distribución de grasa de los espacios internos entre los haces musculares. Y no solo eso. La composición de las fibras incluso es diferente en cada músculo y en cada individuo.

Las células musculares pueden dividirse en dos grandes categorías: Blancas y rojas.

Las fibras rojas son más ricas en mioglobina, una sustancia que transporta el oxígeno desde la periferia de la célula hasta los mitocondrios y por eso son las más adecuadas para producir energía con los ejercicios aeróbicos. Las plantas contienen más enzimas, las sustancias que regulan las reacciones del músculo y permiten producir energía anaeróbicamente.

para obtener los mejores resultados con un programa de tonificación muscular es muy importante conocer bien la estructura y función de los músculos.

El volumen de los músculos depende de las características genéticas de un individuo, pero también de su actividad y su alimentación. De hecho, es casual que un largo periodo de inactividad y un régimen insensato provoquen una reducción del tono y de la masa muscular, además del aumento de la grasa corporal.

El aumento del volumen de los músculos está pues vinculado al desarrollo de una intensa actividad física. En especial, son los ejercicios de fuerza los que determinan un aumento del volumen muscular. Instrumento que se debe a un incremento del diámetro de las fibras blancas y, en menor medida, al de las rojas e incluso a un mínimo incremento del número total de las fibras.

los músculos del cuerpo humanoTécnicas de respiración: Respirar bien

Después de haber dicho que los músculos son el motor del organismo, ahora es necesario explicar que la respiración, mediante la aportación de oxígeno, es la que permite la combustión de los alimentos y posteriormente la transformación de sus sustancias químicas energía mecánica o movimiento. Ante todo hay que hacer una consideración: Respirar es un acto totalmente natural y espontáneo. Se trata de un proceso biomecánico regulado por el cerebro.

En condiciones de reposo inspiramos y espiramos más de 25000 veces al día sin darnos cuenta, de forma absolutamente automática. Y sin embargo, respirar merece una atención mayor, dado que a menudo la respiración es superficial y demasiado rápida. Si por el contrario, sí adquiere un ritmo lento y profundo, se puede transformar la respiración en un aliado valioso para conseguir un bienestar global.

De hecho, una respiración más correcta es el. de todos los programas cuyo objetivo es eliminar toxinas y regenerar. No es difícil. Basta con respirar de forma correcta (y por consiguiente más eficaz), para asegurar a los músculos una aportación mayor de este elemento absolutamente indispensable para todas las funciones orgánicas, desde la digestión hasta la circulación de la sangre.

los músculos del cuerpo humanoQuien respira bien utilizando el diafragma, es decir, dilatando y contrayendo los músculos del abdomen en cada respiración es capaz también de prevenir o incluso curar muchos trastornos físicos o psicosomáticos: Desde el dolor de cabeza hasta el dolor de espalda o los dolores menstruales.

El hecho de que la respiración mejore la circulación sanguínea y linfática asegura una mayor aportación de oxígeno a los tejidos, facilitando también la eliminación de las sustancias que el organismo desecha. Expeler las toxinas junto con ayuda a borrar las marcas de cansancio de la cara, a volver más luminosa la piel y a combatir la celulitis.

Además, respirar de forma tranquila y armoniosa tiene la ventaja de relajar los músculos y distender los nervios, efectos positivos sobre el cuerpo y la mente. En resumen es un excelente sistema para deshacerse del mal humor y de la pereza, conquistando una nueva carga de energía y vitalidad.

Aprender a utilizar la respiración correctamente es el principio en que se basan todas las disciplinas orientales, desde el yoga al qi gong, o la meditación zen. Mejorar la respiración para los orientales significa aumentar la energía interior y por consiguiente, mejorar el estado de salud. Así pues, adquirir conciencia de vuestra respiración os permitirá transformar un acto mecánico en un aliado para el bienestar. Respirar al estilo oriental es fácil. Practicar, por ejemplo, la respiración con el diafragma.

Fuente consultada: https://www.mensjournal.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí